Valora

El concepto “Envejecimiento Activo” lo propuso la OMS a finales de los años 90 para sustituir el concepto de “envejecimiento saludable”. Lo definió como “el proceso de optimización de las oportunidades de salud, participación y seguridad con el fin de mejorar la calidad de vida a medida que las personas envejecen” (OMS, 2002).

Hoy te contamos algunas claves para un envejecimiento activo, y los numerosos beneficios que esto reporta a nuestros mayores.

Beneficios de un envejecimiento activo

El envejecimiento activo es un concepto global que hace referencia a todas las áreas: social, cultural y económica. Cuanto más se desarrolle la persona en estas tres áreas, más probable será que tenga una vida con autonomía y bienestar.

Una mayor autonomía implica que la persona mayor dispone de una mejor capacidad de decisión, una vida más participativa y una relación social con su entorno más favorable. Se relacionará mejor, creará nuevas relaciones y tendrá un mayor contacto con su red y comunidad.

Además, tener un apoyo afectivo y conservar unas buenas funciones físicas, sociales y cognitivas ayudan favorablemente a seguir un estilo de vida saludable.

Es imprescindible tener una actitud positiva, realizar actividades para sentirse útil, autorrealizarse y disfrutar de las aficiones. Todo ello sumado a la importancia de fijar unos objetivos para alcanzar una vida plena.

Algunos indicadores

  • Actualmente el 53% de personas mayores inician nuevas actividades después de los 65 años. Muy lejos queda este dato de 1993, cuando sólo el 9,5% de las personas mayores de 65 años habían iniciado una actividad después de la jubilación.
  • El 43% de nuestros mayores quiere participar activamente y de manera integral en la sociedad española.
  • Un 28% pertenecen a alguna organización o asociación de ocio.
  • Un 87% desea vivir en su casa el mayor tiempo posible, pero, a la vez, desean mantener relaciones familiares intensas, de las que ya disfruta el 89 %. Este dato refleja la voluntad de autonomía de las personas mayores. De hecho, y gracias también a la gran solidaridad intergeneracional, un 70 % contribuyen al cuidado de sus nietas y nietos.
  • El 45,5% de las personas mayores declara que goza de buena salud. En 1993 sólo reconocían sentirse así un 37% de las personas mayores de 65 años. Estas cifras revelan que las políticas públicas de sanidad y bienestar social han tenido un efecto directo sobre la mejora en la calidad de vida de este grupo.

¿Cómo puedo llevar un envejecimiento activo?

Ejercicio diario acorde al estado físico y la edad

La actividad física tiene grandes beneficios en la salud, por ello, es esencial que los ancianos la incluyan en su vida. Los paseos diarios, la realización de estiramientos y actividades físicas que les motiven estimulan la salud física y mental.

Una dieta sana y equilibrada

Otra de las claves más importantes para envejecimiento activo es cuidar su alimentación. De esta forma ayudamos a que la salud de los ancianos mejore considerablemente.

Relaciones sociales y con la familia

Las actividades sociales favorecen la mejora de la autoestima de los adultos mayores y las relaciones con otras personas de fuera de su entorno más próximo.

Actividades que ocupen el tiempo libre

Realizar actividades de ocio que fomenten la estimulación cognitiva de la persona mayor es muy positivo. Paseos, excursiones, juegos de mesa, la música, el baile y el cine, por ejemplo, son estupendas opciones para alejarse de la soledad y complementar otras de las claves del envejecimiento activo.

 

Comparte

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

PIDE PRESUPUESTO