Valora

Durante esta época de Navidad, por lo general se vive un gran calor humano y momentos de mucho entendimiento. Sin embargo, esto no siempre es así. La Navidad de las personas mayores no es siempre como se esperaría que fuera. Algunos no se reúnen con sus familiares porque no mantienen contacto con ellos, otros no tienen parientes, y hay quienes sienten como familiares a quienes atienden los centros donde acuden cada día. Para todos, hay una propuesta en Navidad para que no se sientan solos.

Recordemos que la Navidad es una época para disfrutar en familia y a pesar de la situación actual que aún no ha terminado, creemos que se puede disfrutar de una feliz Navidad tomando las precauciones que ya conocemos: utilizar la mascarilla en todo momento, mantener la distancia de seguridad, evitar abrazos y besos, higiene de manos y no compartir utensilios personales.

La familia y el entorno más cercano del adulto mayor juegan un rol fundamental para mejorar su calidad de vida, ánimo y bienestar, terminando con el aislamiento o soledad que puedan sentir principalmente durante las fiestas navideñas.

Merece la pena un último esfuerzo para que todos podamos volver pronto a la normalidad y podamos celebrar juntos las próximas fiestas y reuniones familiares.

 

Integrar a nuestros mayores en Navidad

Hay numerosas actividades que podemos hacer para pasar una navidad con nuestros mayores. Estos son algunos ejemplos:

1. Colocar adornos navideños en casa

Colocar el Belén, montar el árbol de navidad o decorar la casa junto a tus seres queridos es una buena forma de involucrarlos, porque los harás sentir participativos y especiales.

2. Cantar villancicos

Además de pasar un rato entrañable en familia, con esta actividad conseguimos revocar recuerdos de la infancia y épocas pasadas, estimulando así la memoria de nuestros mayores.

3. Contar historias en familia

Podemos proponer a nuestros familiares, y sobre todo a las personas mayores a que cuenten alguna anécdota o historia navideña que haya sido importante en su infancia o alguna época que recuerde con cariño de su vida. De esta forma compartimos recuerdos familliares,  y mantenemos la mente activa evocando momentos pasados felices.

4. Cocinar en familia

Una buena forma de pasar una navidad con nuestros mayores es hacerles partícipes de la preparación de la cena o alguna otra receta de dulces de navidad. Pídeles que te ayuden a calentar, cortar, o hornear para que se sientan integrados y con capacidad para ayudar en la elaboración de estos platos.

5. Ver la decoración navideña de las calles

Pasear por el barrio para ver la iluminación y los adornos puede ser un buen plan familiar, aunque este año se tengan que adoptar medidas adicionales.

¡Vamos a seguir unidos, buscando cualquier excusa, y vamos a querernos más que nunca! Felices fiestas y un fuerte abrazo de todo el equipo de Vital Hogar.

Comparte

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

PIDE PRESUPUESTO