Valora

Con la llegada de la primavera se alargan los días, comienza el buen tiempo, el calor… pero también es habitual que nos sintamos cansados o más bajos de ánimo. Esto es debido a la llamada astenia primaveral, que afecta especialmente a las personas más vulnerables a los cambios estacionales, como son las personas mayores.

Este cambio ambiental, también es sinónimo de crisis circunstancial y trastorno adaptativo, que puede generar en el adulto mayor más alteraciones de las habituales debido a la astenia primaveral. Esto es debido a que las personas mayores de 65 años son más sensibles a los cambios estacionales, pues su sistema inmunológico se encuentra debilitado.

¿Qué es la astenia primaveral?

Desde el punto de vista médico, la astenia se podría definir como una sensación de cansancio sin causa aparente, que se manifiesta mediante una percepción de falta de energía aun a pesar de estar en reposo. Además, esta sensación empeora si se realiza cualquier tipo de actividad.

La astenia primaveral puede variar en su intensidad, así como en el tiempo de duración, dependiendo de la situación y de la persona que lo padece. Según esto, la astenia puede llegarse a cronificar. Si esto sucede, a su vez podría causar otras enfermedades y problemas asociados.

Si bien es cierto que las causas que provocan la astenia primaveral todavía no se han definido, se conoce la existencia de una gran cantidad de factores que modulan o condicionan tanto su aparición, así como la intensidad y duración de sus síntomas, siendo el cambio en las condiciones climáticas el principal factor desencadenante de dicho síndrome.

En la tercera edad puede llegar a resultar un problema mayor, ya que a menudo los síntomas se enmascaran entre otros, y se confunden como producto de otros problemas asociados que pueda padecer la persona.

Síntomas de la astenia primaveral en personas mayores

Cada persona puede verse afectada diferentes aspectos de la astenia, o en la intensidad de los mismos. Sin embargo, podemos identificar los síntomas más comunes de la astenia primaveral. Hacerlo puede ayudarnos a detectar a tiempo cualquier tipo de problema, y así permitirnos actuar a tiempo.

Estos son los principales síntomas de la astenia primaveral en personas mayores:

  • Dificultad para conciliar el sueño o alteraciones en el mismo.
  • Una disminución notable en la energía que la persona manifiesta sentir, y/o manifestaciones de cansancio generalizado
  • Irritabilidad o ansiedad.
  • Cambios en el estado de ánimo y falta de motivación sin causa aparente que lo motive.
  • Cefaleas y/o mareos
  • Falta de apetito.
  • Dificultades en la atención o disminución de la capacidad de concentración.

Estos síntomas pueden conllevar dificultades a la persona mayor en diferentes áreas de su vida diaria. Puede afectar a nivel social, disminuyendo la capacidad o voluntad de relacionarse con otras personas, y/o también a nivel personal, disminuyendo la autonomía e independencia.

¿Cómo podemos reducir el impacto de estos síntomas?

Aunque no existe un tratamiento específico, hay algunas conductas que podemos incorporar a la rutina de nuestros mayores para reducir el impacto de la astenia primaveral.

La dieta debe ser equilibrada, suficiente y variada. Es importante que nuestra alimentación nos aporte toda la energía y nutrientes que nuestro organismo necesita.

Además, es esencial mantenerse hidratado, ya que la subida de las temperaturas hace que las personas mayores se deshidraten con mayor facilidad.

También es importante mantener unas rutinas con horarios establecidos para las comidas, y el sueño.

Debemos evitar los hábitos tóxicos, como el consumo de tabaco o alcohol, ya que cuando nos sentimos cansados, estos pueden aumentar la sintomatología de la astenia.

Y por último, pero no por ello menos importante, ¡Disfrutemos! Si realizamos actividades que nos produzcan placer o nos resulten atractivas, nos será más fácil mantener una actitud positiva y no dejarnos vencer por la astenia.

Comparte

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PIDE PRESUPUESTO

    Solicita información o llámanos al
    96 316 38 66

    Qué Necesitas?

    Si quieres trabajar con nosotros envía la solicitud desde el apartado de empleo

    ENVIAR SOLICITUD DE EMPLEO

    Nombre

    Teléfono

    Email

    Código Postal

    Tu Consulta