96 316 38 66 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Slide background

¿Como quieren ser tratadas las personas mayores?

 


La mejor manera para luchar contra el maltrato en las personas mayores es el buen trato. El pasado mes de junio la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó en un estudio que el abuso a los ancianos ya sea físico o psicológico, que cause daño o angustia a una persona mayor, y dentro de cualquier relación donde exista una expectativa de confianza, estaba aumentando en todo el mundo. De esta forma, avisan de que uno de cada 6 mayores de 60 sufre algún tipo de abuso.

En España, la sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEG) ha publicado recientemente una guía para el buen trato de nuestros mayores. Según subraya el objetivo no es que los mayores reciban un trato diferente, solo por razón de edad, pero sí que la sociedad sea sensible a que, en el proceso de envejecer, la persona debe adaptarse a su propia historia de vida, a la evolución familiar, social, cultural y tecnológica, “que no es tarea fácil”.

Además, destaca que, aunque algunos lo viven de forma positiva, a otros por razones de salud, dependencia o soledad, le coloca en una situación de especial vulnerabilidad.

“Proporcionar un trato adecuado dignifica la vejez, enriquece nuestra sociedad, favorece la autonomía, evitando situaciones de dependencia innecesarias y mucho más el malestar y la frustración que a veces presentan los mayores ante situaciones tan importantes como pedir cita en el centro de salud y la imposibilidad de manejar y mucho menos recordar, cada una de las opciones que ofrece una centralita con contestador automático para pulsar la opción deseada”, alerta la SEGG por ejemplo.

También alerta de que muchas veces caminar en el hospital por largos pasillos, a falta de indicaciones y procesos que faciliten el acceso a las consultas, o concertar las citas médicas puede suponer un mundo llegada determinada edad; por poner dos ejemplos cotidianos.

PAUTAS SOBRE COMO TRATARLES:

En este sentido, la SEGG, enumera una serie de pautas para proporcionar un buen trato a nuestros mayores.

1.- Ser tratado con respeto: la persona mayor quiere ser tratada como persona adulta, sin hacer diferencias en el trato y no por razón de edad.

2.- No ser tratados como niños: la persona mayor no debe de ser tratada como a un niño, aunque presente condiciones de enfermedad, dependencia o discapacidad.

3.- Ser tratados con afecto, comprensión, ser tenido en cuenta, la persona mayor debe ser tratada como adulta, sin hacer diferencias en el trato debidas a su edad, poniendo en práctica todos los conocimientos, competencias y condiciones propia de relación interpersonal.

“Ser persona mayor abarca desde los 65 años hasta los 105 años. Las personas mayores quieren ser tratadas como personas adultas, sin establecer diferencias de trato debidas a la edad, con respeto, afecto correcto y educadamente (estableciendo matizaciones de trato de tú y de usted) y siendo informadas directamente respecto a su situación (a no ser que fehacientemente se deleguen), evitando cualquier tratamiento por condiciones de discapacidad, enfermedad o fragilidad”.

Una bella ancianidad es, ordinariamente la recompensa de una bella vida (Pitágoras).

 



 

La importancia de un buen servicio de ayuda a domicilio

 

En los últimos años la labor de la asistencia a domicilio juega un papel fundamental en nuestra sociedad debido al envejecimiento de la población y al cambio de la estructura social de familia como unidad doméstica.

Ante la difícil tarea de cuidar de nuestros mayores, la mejor solución es contar con la ayuda profesional de los cuidadores a través de una empresa de asistencia a domicilio especializada que cubra todas aquellas necesidades que surjan en el ámbito de la atención de las personas dependientes y en el cuidado de ancianos.

 

VITAL HOGAR cuenta con más de 10 años de experiencia en la prestación de los servicios de ayuda a domicilio a personas mayores o enfermas, y siendo una organización cercana al usuario y a sus familiares, con el fin de conocer de primera mano a que nos enfrentamos cada día.

Cada atención se valora de forma individualizada, desde los cuidados como el aseo personal del asistido, la movilización de las personas con gran dependencia, los cuidados ante ulceras de presión, la administración de medicación, la asistencia a personas con deterioro cognitivo, la realización de ejercicios de estimulación para la memoria, la asistencia en las principales actividades básicas de la vida diaria, etc.…, para seleccionar al profesional que mejor se adapte a las patologías del usuario y su entorno.

 

La finalidad es fomentar la autonomía personal y las actividades básicas de la vida diaria, proporcionar una satisfactoria calidad de vida en su propio entorno, tanto para las personas dependientes como para sus familiares, evitando con ello desarraigo social que conlleva el internamiento en un centro asistencial.

 

Para ello VITAL HOGAR dispone de un equipo de profesionales con experiencia en el sector, con flexibilidad horaria y una alta especialización en la atención personalizada, cubriendo todas las necesidades y situaciones familiares que se puedan producir.

 

Nuestras acreditaciones ante la Conselleria de Bienestar Social como empresa acreditada nº 116 para el servicio de ayuda a domicilio, y la autorización del Servef para actuar como agencia de colocación nº. 1000000202, avalan nuestra carrera profesional, y garantizan la profesionalidad de nuestra empresa en el sector asistencial domiciliario. 

 

El trabajo personalizado del equipo de VITAL HOGAR asegura la calidad del trabajo y la satisfacción de nuestros clientes.

 

 

Los Beneficios de la Asistencia a Domicilio

El aumento de la esperanza de vida, los avances en el ámbito de la salud y el consecuente y progresivo envejecimiento de la población han propiciado que dolencias que en un pasado eran mortales, se cronifiquen y hagan que los cuidados del paciente se realicen fundamentalmente en el domicilio.

 

Desde Vitalhogar ofrecemos las soluciones necesarias para que todas aquellas personas que necesiten de asistencia puedan seguir residiendo en su domicilio con una satisfactoria calidad de vida y aportando los beneficios de una buena asistencia en el domicilio.

La principal ventaja es poder recibir la atención necesaria en la comodidad del hogar. posibilitando la permanencia de la persona en su domicilio, fomentando su autonomía y autoestima, lo que constituye una gran ventaja frente al resto de recursos. Proporciona una atención directa en el propio hogar mediante intervenciones específicas que favorecen su integración en su entorno habitual y compensan la restricción de autonomía funcional. De esta manera, se previene el aislamiento y abandono y se estimula el desarrollo de las propias capacidades. Por tanto, ayuda a poder continuar disfrutando de los familiares y amigos sin que se conviertan en visitas rápidas e incomodas, seguir con sus actividades y rutinas diarias, Potenciar su autoestima, recibir en cada momento un trato y una atención global individualizada.

Nuestro trabajo consiste en ofrecer una asistencia adaptada a las necesidades específicas de cada usuario, con un equipo de profesionales especializados, donde la responsabilidad, la discreción, la ternura y el trato humano forman parte de sus principales valores.

El trabajo personalizado del equipo de Vital Hogar asegura la calidad de vida y la satisfacción de nuestros clientes.

 “Envejecer es todavía el único medio que se ha encontrado para vivir mucho tiempo”